punto rojo Solo Profesionales

punto rojo Novedades

punto rojo Lo más vendido

punto rojo Promociones especiales

Encuesta Canina:

  • Sabes cuantas Razas de Perros existen ?

    ¿ Sabes cuantas Razas Caninas reconocidas existen en el mundo ?

    (Ver Respuesta AQUI)

Trucos para conseguir que tu perro tome su medicina

perro toma su medicina

 

En primer lugar hay que saber que los perros son animales con muchísima facilidad para detectar sabores y olores extraños o desagradables, por ello es tan frecuente que sean especialmente astutos a la hora de desechar un medicamento cuyo sabor no resulte de su agrado.

Hay que tener precaución, ya que es posible que si estamos dando una medicación a nuestro perro sea porque está dolorido y en ese caso es posible que hasta el perro más dócil y amigable, pueda mostrarse irascible y hasta violento.

Debemos mostrarnos siempre muy calmados, ya que los perros son increíblemente empáticos y notan cuando los humanos nos mostramos relajados o nerviosos. Por ello, es importante, que lo tratemos con tranquilidad, sin prisas y sin movimientos bruscos.

 

Enseñarles a tomar la medicina desde pequeños

Si desde bien cachorros acostumbramos a premiar a nuestro perro con caricias, buenas palabras y un “snack” o “chuchería” para perro, tras tomar su medicina, a la larga asociará que las medicinas son “buenas” ya que van asociadas a una esperada recompensa. Así, si desde cachorros aprenden esta lección, de adultos serán más propensos a tomarse sus medicinas sin impedimentos.

A continuación mostraremos algunos trucos para conseguir que tu perro tome su medicina:

 

Pastillas y otros medicamentos sólidos

Las pastillas en ocasiones tienen un sabor amargo que nuestro perro puede rechazar, por ello, te aconsejamos que introduzcas la pastilla en algún alimento que le guste especialmente, o crees una pequeña “albóndiga” con un alimento que sepas que le encanta para que se tome la medicina sin darse cuenta.

Si la pastilla es demasiado grande, también puedes partirla en dos o directamente machacarla y espolvorearla en su comida, asegurándote de que se la toma en su totalidad.

Si no consigues que se la tome por los anteriores métodos, puedes probar a abrirle la boca e introducir la pastilla en la zona posterior de la lengua, para posteriormente cerrarle la boca y mantenérsela así durante unos instantes para que se la trague. Asegúrate de que se la ha tragado y no le pierdas ojo durante la siguiente media hora, ya que podría regurgitarla más tarde. Esta alternativa es complicada, sobre todo si tu perro es grande y/o con mucha fuerza, ya que puede sentirse incómodo al obligarle a tragar algo que no quiere, así que no olvides recompensarle por su “buen comportamiento” cuando consigas que se la trague.

 

Jarabes y otros medicamentos líquidos

Para que tu perro se tome su jarabe, puedes administrárselo directamente en la boca (en la parte posterior de la lengua) mediante una jeringuilla sin aguja.

Otra opción es mezclarle el jarabe con su comida.

No obstante, si el jarabe no tiene buen sabor, es preferible que optes por la primera opción, ya que si mezclas su comida con el jarabe y esta acaba teniendo un sabor malo, la rechazará.

 

Gotas para los oídos

Para ponerle las gotas en los oídos a tu perro, intenta que durante el proceso mantenga en todo momento la cabeza ladeada (si puedes pide ayuda a una segunda persona, ya que será más sencillo) y tras ponerle la gota masajea la zona por fuera para que el líquido entre correctamente y consiga hacer efecto.

 

Gotas para los ojos

El proceso es tan delicado como el de los oídos, incluso más, por ello siempre te aconsejamos que pidas ayuda a una segunda persona para facilitarte la tarea. Tu perro debe mantener la cabeza inmovilizada el suficiente tiempo como para que puedas subir el párpado superior, o bajar el inferior e introducir las gotas en cada ojo, sin llegar a rozarle la córnea con el aplicador, ya que podría causarle heridas. Tras ponerle las gotas, masajea con extrema suavidad sus párpados ya cerrados.

 

Cremas

Para ponerles crema, limpia muy bien la zona donde debas ponerla antes de aplicarla y asegúrate de que no se la quita lamiéndola o rascándose. Para evitar esto puedes optar por ponerle un apósito temporal encima de la zona o directamente poniendo a tu perro un collarín isabelino (collarín de embudo) para que no alcance a chuparse esa zona.

Esperamos que estos consejos te hayan sido útiles.

 

 

<< Volver al Blog


Promociones especiales

Transporte Gratis
Categorías

PayPal