punto rojo Solo Profesionales

punto rojo Novedades

punto rojo Lo más vendido

punto rojo Promociones especiales

Encuesta Canina:

  • Sabes cuantas Razas de Perros existen ?

    ¿ Sabes cuantas Razas Caninas reconocidas existen en el mundo ?

    (Ver Respuesta AQUI)

La obesidad en los perros: Principales causas

 

la obesidad canina

 

Se le llama obesidad canina al exceso de grasa corporal que tienen algunos perros, concretamente un perro es considerado obeso cuando su peso excede en un 15% del ideal. Es importante que si se detecta obesidad en nuestra mascota tomemos las precauciones adecuadas cuanto antes para que nuestro perro recupere su peso idóneo, ya que la obesidad puede causarle múltiples complicaciones de salud y acortar su vida.

En algunos casos, sobre todo si el grado de obesidad es grave o si se trata de un animal con complicaciones de salud previas, como enfermedades, alergias, etc. es preferible que antes de tomar decisiones por nuestra cuenta, acudamos al veterinario para que sea este quién examine al perro y nos dé un tratamiento personalizado según su situación concreta.

Existen diversas causas que provocan que nuestro perro aumente de peso. A continuación te exponemos las más comunes:

 

Sobre alimentación (o mala alimentación) y poco ejercicio

Como los humanos, si existe un desequilibrio entre lo que nuestro perro ingiere y la energía que consume en sus actividades diarias, lo más lógico es que nuestro perro engorde. Si se sobre alimenta o hace poco ejercicio y esta situación se alarga mucho en el tiempo, nuestra querida mascota terminará por padecer obesidad.

Aunque nuestro perro coma la cantidad adecuada, si los alimentos que consumen tienen exceso de grasa o azúcares, es posible que no sólo aumente de peso, sino que además esta comida “basura” perjudicará a su salud a largo plazo.

Debemos evitar darle nuestras sobras, ya que en el mercado ya existen piensos secos y comida húmeda creados especialmente para ellos, que contienen las propiedades nutricionales necesarias para mantener su salud en buen estado. Además, algunos alimentos que para los humanos son inofensivos, como por ejemplo los lácteos, el chocolate, el café, las uvas o la cebolla, entre otros, pueden ser realmente muy nocivos para los perros, como ya vimos en este artículo.

También es recomendable que las golosinas para perros se den de forma puntual como parte de una estrategia de adiestramiento concreta y no como alimento habitual.

 

Esterilización

Cuando se esteriliza a un perro, ya sea macho o hembra, se reducen sus hormonas sexuales, lo que ralentiza su metabolismo, por ello normalmente los perros esterilizados tienden a aumentar de peso.

 

Raza

Existen razas de perro con mayor predisposición que otras a padecer obesidad, por ejemplo: Basset Hound, Beagle, Labrador, Cairn Terrier, Cocker Spaniel, Teckel, etc.

Por ello, debemos prestar especial atención al peso de nuestro perro si sabemos que su raza es propensa, ya que es probable que necesite hacer dieta en algún momento.

 

Edad

Los perros a partir de los 5 años tienen mayor predisposición que los perros jóvenes a padecer obesidad, ya que su necesidad de actividad diaria se reduce y esto puede favorecer el aumento de peso.

 

Enfermedades y medicación

Normalmente las enfermedades endocrinas son un factor de riesgo en la salud de nuestro perro y una causa muy probable de su obesidad, aunque existen enfermedades de otro tipo que también pueden afectar directa o indirectamente a su peso.

Por ejemplo, la diabetes o el hipertiroidismo son enfermedades que suelen causar obesidad si no se tratan a tiempo o de forma correcta.

La ingesta de ciertos medicamentos también puede ser un factor clave en el aumento a corto plazo de nuestra mascota. Para paliar sus efectos secundarios de forma segura, es imprescindible que sea un veterinario quién nos aconseje sobre qué medidas tomar y qué dieta será la adecuada en su caso.

 

Malos hábitos del dueño

Parece mentira, pero no lo es: Según un estudio, la obesidad en un perro se ve acompañada de la obesidad de su dueño en un increíble 45% de los casos ¿Casualidad? No lo creemos.

Nuestros hábitos influyen enormemente en la vida de nuestro perro y por lo tanto también influyen en su peso corporal. Si hacemos pocos paseos con él o no jugamos lo suficiente, estaremos condenando a nuestro perro a la obesidad canina y lo que es peor… a una vida triste.

Nuestros perros necesitan nuestra compañía y que los dueños seamos los primeros en animarles a moverse y a correr por el parque, así alargaremos su vida y posiblemente también la nuestra.

 

 

<< Volver al Blog

 


Promociones especiales

Transporte Gratis
Categorías